Centuria 8

 

I Po, nacido, Loron más fuego que a sangre será, El Aude nadar, escapar el grande a los seguidores: Los hostigará y rechazará su ingreso, Pamplona, Duranza los tendrá presos.

II Perdón y aguas y autor de Miranda Yo veo del cielo fuego que los envuelve: Sol Marte unido al León, después Marmanda Rayo, gran pedrisco, muro cae en el Garona.

III En el castillo fortificado de Vigilance y Resviers Será encerrado de Nancy el neonacido: Dentro de Turín serán quemados los primeros Cuando de luto Lyón sea transido.

IV Dentro de Monech el Gallo será recibido, El Cardenal de Francia aparecerá Por la legación Romana sera engañado Debilidad al Águila y fuerza al Gallo nacerá.

V Aparecerá templo reluciente adornado, La lámpara y el cirio en Borne y Breteuil, Por Lucerna el cantón desviado, Cuando el gran Gallo en el féretro se vea.

VI Claridad fulgurante en Lyón compareciente, Brillante, Malta ocupada, improvisamente sera apagada: Sardos, Moriscos tratará burlándolos, Ginebra a Londres a Gallo traición fingida.

VII Vercelli, Milán dará inteligencia Dentro de Tycin, será hecho el daño. Correr por el Sena agua, sangre, fuego por Florencia, Única opción de arriba abajo haciendo fuelle.

VIII Cerca de Linterna, en toneles cerrados, Chivaz hará por el Águila la intriga, El elegido quebrantado, él, sus gentes encerradas, Dentro de Turín rapto esposa llevada.

IX Mientras el Águila y el Gallo en Savona Estén unidos, Mar, Levante y Hungría, El ejército en Nápoles, Palermo, Marca de Ancona, Roma, Venecia, por Barba horrible grita.

X Hedor grande emanará de Lausana, Que no se sabrá el origen del hecho: Se echará fuera la gente lejana,
Fuego visto :en el cielo, derrotado pueblo extranjero.

XI Pueblo infinito aparecerá en Vicenza, Sin fuerza, fuego quemar la basílica: Cerca de Lunage derrotado grande de Valence, Cuando Venecia por muerte tome pica.

XII Aparecerá cerca de Buffalore El alto y prócer que entró en Milán, El abate de Foix con los de San Morre, Harán bribonadas vestidos de truhán.

XIII El cruzado hermano por amor desenfrenado Hará por Preto a Bellerofón morir, Mesnadas de mil años la mujer furiosa Bebe el brebaje, los dos luego perecer.

XIV El gran crédito de oro y de plata en abundancia Ofuscará por libido el honor; Será conocida de adulterio la ofensa, Que llevará a su gran dehonor.

XV Hacia Aquilón grandes esfuerzos por masas de hombres Casi Europa y el universo vejar, Las dos Iglesias pondrán en tal aprieto, Y a los Panonios vida y muerte reforzar.

XVI En el lugar en que Hierón hizo su nave fabricar, Tan gran diluvio habrá y tan súbito, Que no habrá lugar ni tierras refugiarse, La onda llegará hasta el Fesulano Olímpico.

XVII Los acaudalados pronto serán desposeídos, Por los tres hermanos el mundo será turbado: Los enemigos apresarán ciudad marina, Hambre, fuego, sangre, peste y el doble de todos los males.

XVIII Nacido de Flora de su muerte será causa, Algún tiempo antes por joven y vieja boyera, Con los tres lises le harán tal pausa, Por su fruto silvestre como carne cruda y madura.

XIX Para sostener la gran capa empañada, Para aclararla los rojos se acudirán, La familia, de muerte será casi oprimida, Los rojos al rojo matarán.

XX El falso mensaje por la elección fingida Correr por la ciudad destrozada, esperanza perdida. Voces aceptadas, de sangre capilla teñida, Y a otro el imperio entregado.

XXI En el puerto de Agde tres fustas entrarán Llevando infección, no fe, y pestilencia, Pasando el puente mil millares temblarán,
Y el puente romper a tercera resistencia.

XXII Gorsan, Narbona, por la sal advertir Tuchan, la gracia Perpignan traicionada, La ciudad roja no querrá consentir, Por gran hurto paño gris vida frustrada.

XXIII Cartas halladás en los cofres de la Reina, Nada de firma ni ningún nombre de autor: Por la policía serán escondidos los regalos, y no se sabrá quién sea el amador.

XXlV El lugarteniente en la entrada del portal, Atacará al grande de Perpignan, E intentando salvarse en Montpertuis, Será burlado el bastardo de Losignan.

XXV Corazón del amante abierto de encendido amor En el arroyo embelesará a la Dama: El medio mal falseará cansada, El padre a los dos privará cuerpos del alma.

XXVI De Catón es hallado en Barcelona, Puesto en abierto lugar, pedroso y alejado, El grande que tiene y no tiene querrá Pamplona, Por el abadiato de Montferrat neblina.

XXVII La senda por la que el uno sobre el otro carnalmente peca Echado fuera del más desierto atrevido y agallado: El escrito del Emperador de Fénix Uru a quien nada es para ninguno.

XXVIII Los simulacros de oro y de plata inflad, Que tras el rapto al fuego fueron arrojados, Al descubierto todos extintos y enturbiados, En el mármol inscrito, prescripto interponed.

XXIX En la cuarta columna se consagra a Saturno, Por tierra temblante y diluvio partido Bajo el edificio Saturnino encontrada urna, De oro Capion contento y luego rendido.

XXX Dentro de Toulouse, no lejos de Beluzer, Abriendo un pozo lejos, palacio de espectáculo, Tesoro hallado, cada uno irá a contrariar, Y en dos lugares muy cerca del templo.

XXXI Primer gran fruto el Príncipe de Persquiere, Pero luego vendrá un muy cruel maligno, En Venecia perderá su ufana gloria, Y malquistado por el más alegre Celino. XXXII Guárdate, Rey Galo, de tu sobrino, Que hará tanto que tu único hijo Sea maltratado a Venus voto haciendo,
Acompañado de noche que tres y seis.

XXXIII El grande nacerá de Verona y de Vicenza, Que llevará un sobrenombre muy indigno: Quien en Venecia quiera tomar venganza, El mismo tomado hombre de acecho y signo.

XXXIV Después de la victoria del León sobre Lyón, En la montaña de Ivra Secatumba, Delves y Brodes séptimo millón, Lyón, Ulme en Mansol muerte y tumba.

XXXV En la entrada del Garona y del Bayse, Y la floresta no lejos de Damazán, Campos helados, después granizo y viento frío Hielo en la Dordonia por error de Mezán.

XXXVI Será encargado Conde ungir proclamado De Saulne y Santalbino y Bel la obra Pavimentar mármol de torres mira a lo lejos, No podrán resistir y obra maestra.

XXXVII La fortaleza cerca del Tamise Caerá por aquel entonces, el Rey allí encerrado, Junto al puente se le verá en camisa Uno delante muerto, después dentro del fuerte atrincherado.

XXXVIII El Rey de Blois en Aviñón reinará, Otra vez el pueblo en monopolio, En el Ródano por mar hará bañar Hasta cinco, el último cerca de Nolle.

XXXIX El que haya estado por Príncipe Bizantino, Será echado por Príncipe de Toulouse: La fe de Foix por el jefe Tolentino Le fallará, no rehusando la esposa.

XL La sangre del justo por Taurer la dorada, Para vengarse de los Saturninos En el nuevo lago sumergirán la mesnada, Luego irán contra los Albaninos.

XLI Elegido será Renard sin decir palabra, Haciendo pública penitencia, viviendo de pan de cebada, Tiranizará duramente casi como un gallo, Poniendo el pie en la garganta de los más grandes.

XLII Por avaricia, por fuerza y víolencia Vejará a los suyos el jefe de Orleans, En San Memir rialto y resistencia, Muerto en su tienda que en ella duerme diván.

XLIII Por la decisión de dos cosas bastardas, Nieto de sangre ocupará el reino, Dentro del lictorio serán los golpes de los dardos,
Nieto con llanto arriará la enseña.

XLIV El procreado natural de Ogmión, De siete a nueve del camino desviado A rey de mucho y amy aumy hom, Debe a Navarra fuerte de Pau prosternar.

XLV La mano escarpiada y la pierna vendada, Lejos después cerca de Calais llevará, A la consigna de orden la muerte será aplazada, Después en el templo por Pascua sangrará.


XLVI Pol Mensole morirá a tres leguas del Ródano, Huye las dos próximas tarascas destruidas: Porque Marte hará el más horrible trono, De gallo y de águila de Grancia tres hermanos.

XLVII El lago Trasimeno dará testimonio, Algunos conjurados estarán en Perusa, Uno de ellos se fingirá juicioso, Y matará al Tedesco golpeando el esternón y el rostro.

XLVIII Saturno en Cáncer, Júpiter con Marte, Dentro de Febrero Caldondon salvatierra: Asaltado Castulón atacado por tres partes, Cerca de Verbiesque conflicto mortal guérra.

XLIX Saturno en buey juega en el agua, Marte en flecha, Seis de Febrero mortandad traerá, Los de Cerdeña en Brujas tan gran brecha Que en Ponteroso jefe Barbarino morirá.

L La pestilencia alrededor de Capadil, Otra hambre cerca de Sagón se apresta: El caballero bastardo de buen anciano, Al grande de Túnez hará cortar la testa.

LI El Bizantino haciendo oblación, Después de haber vuelto a tomar para sí Córdoba: Su camino largo descanso tomado, Mar pasando proa por Golongna ocupada.

LII El Rey de Bloys en Aviñón reinará, De Amboise y semilla vendrá a lo largo del Indre Uña en Poitiers, santas alas arruinadas Delante de Boni... (verso incompleto).

LIII En Bolonia querrá lavar sus yerros, No podrá en el templo del sol, Volará haciendo cosas tan altas, En jerarquía no hubo otro igual.

LIV Bajo el color del pacto matrimonio, Hecho magnánimo por el gran Chirén Selín,
Quintín, Arras recobrado en el viaje De españoles hecha segunda gran matanza.

LV Entre dos ríos se verá encerrado, Toneles y barricas unidos para más allá pasar, Ocho puentes rotos, jefe tan endurecido, Niños perfectos son degollados con cuchillo.

LVI El bando débil la tierra ocupará Los del alto lugar proferirán horribles gritos, El gran rebaño de seres a un lado estorbará, Tumba cerca de D. nebro descubiertos los escritos.

LVII De simple soldado llegará al imperio, De vestido corto llegará al largo, Valiente en la guerra, muy malo con la Iglesia, Estrujar a los sacerdotes como con el agua hace la esponja.

LVIII Reino en querella a los hermanos dividido, Tomar las armas y el nombre Británico, Título Anglicano será tarde colacionado, Sorprendido de noche conducir al aire Galo.

LIX Por dos veces arriba, por dos veces abajo El oriente, y también el occidente, desfallecerá Y cada adversario después de varios combates, Por mar barrido de necesidad fallecerá.

LX Primero en Galia, primero en Romania, Por mar y tierra a los Anglos y París Maravillosos hechos por esta gran mesnada Violando tierras perderá el Norlaris.

LXI Nunca por el descubrimiento del día Llegará al signo cetrífero Que todas sus sedes no sean estadía Llevando al gallo don del Tao armífero.

LXII Cuando se vea el templo santo expoliar, Más grande que el Ródano sus sagrados profanar Por ellos nacerá pestilencia tan ancha, Rey huido, injusto, no hará condenar.

LXIII Cuando el adúltero improvisadamente abandonado habrá Heridos la esposa y el hijo por despecho, Mujer desmayada al niño estrangulará: Ocho caútivos hechos, degollarse sin respiro.

LXIV A las islas los niños serán transportados, Los dos de siete estarán desesperados, Los de la campiña serán soportados, Nombre, piel, presos de las ligas, desvanecida la esperanza.

LXV El viejo frustrado en su principal esperanza, Llegará a jefe de su imperio:
Veinte meses tendrá el reino en gran poder, Tirano, cruel que dejará otro peor:

LXVI Cuando la escritura D.M. sea hallada, Y una caverna descubierta a la luz de una lámpara, Ley, Rey y Príncipe Ulpián testificados, Pabellón Reino y Duque bajo cubierta.

LXVII Par. Car. Nersaf, hay ruina y gran discordia, Ni uno ni otro tendrá elección, Nersaf del pueblo tendrá ámor y concordia, Ferrara, Colonia gran protección.

LXVIII Viejo Cardenal por el joven engañado, Fuera de su cargo se verá desarmado, Arlés no muestras, doble sea apercibido. Y el licueducto y el Príncipe embalsamado.

LXIX Cerca del joven el viejo ángel bajar, Y le vendrá a coronar al fin: Diez años iguales al más viejo rebajar, De tres, dos, uno, octavo serafín.

LXX Entrará villano, mezquino, infame Tiranizando la Mesopotamia Todos amigos hecho de adulterina dama, Tierra horrible negro de fisonomía.

LXXI Crecerá el número tan grande de astrónomos, Expulsados, proscritos y libros censurados, El año mil seiscientos siete con una consagración Que nadie en lo sagrado estará asegurado.

LXXII Cam Perusino, ¡Oh, la tremenda derrota! Y el conflicto muy cerca de Ravena, Paso sagrado cuando tenga lugar la fiesta. Vencedor vencido, caballo comer la avena.

LXXIII Soldado Bárbaro el gran Rey golpeará, Injustamente no lejano de la muerte La madre avara del hecho será causa Conjurador y reino en gran remordimiento.

LXXiv En tierra extraño mucho antes que el Rey entrado, En tanto, que súbditos lo acogerán, Su perfidia a un cierto habrá encontradó, Que lugar de fiesta y recogimiento para la ciudad.

LXXV El padre y el hijo serán muertos a la vez El perseguidor dentro de su pabellón. La madre en Tours del hijo vientre tendrá hinchado, Esconde verdura de hojas mariposa.

LXXVI Más Carnicero que rey en Inglaterra, Lugar oscuro nacido con la fuerza tendrá el imperio:
Cobarde sin fe ni ley desangrará la tierra, Su tiempo está tan cerca que yo suspiro.

LXXVII El Anticristo tres bien pronto aniquilado, Veintisiete años sangre durará su guerra, Los heréticos muertos, cautivos exiliados, Sangre, cuerpos humanos, agua enrojecida, salpicada tierra.

LXXVIII Un Braganas con la lengua torcida Vendrá de los dioses el santuario, A los heréticos abrirá la puerta Suscitando la iglesia militar.

LXXIX Quien a hierro padre perderá nacido de Nonagenario, Sobre la de Gordón será sangre manante En tierra extraña hará que todo calle, Y se quemará a sí mismo y a su hijo.

LXXX De los inocentes la sangre de viuda y virgen, Tantos males hechos por medio del gran Rojo, Santos simulacros templados en ardiente cirio, De horror, miedo, no verá a nadie que se mueva.

LXXXI El nuevo imperio en desolación, Será trocado del polo aquilonario, De Sicilia vendrá la emoción Turbar la empresa a Felipe, tributario.

LXXXII Larga roedura, seco, haciendo buen criado, Al fin le habrán despedido, Mortal veneno y cartas en el cuello Será cogido escapado al peligro.

LXXXIII La mayor vela fuera del puerto de Zara, Cerca de Bizancio hará su empresa, Del enemigo pérdida y no será el amigo El tercero a dos hará gran pillaje y presa.

LXXXIV Se oirán los gritos de la Sicilia paterna, Todos los preparativos del abismo de Trieste, Resonarán hasta la Trinacria, De tantas velas huye, huye la terrible peste.

LXXXV Entre Bayona y San Juan de Luz Será puesto de Marte el promontorio A los Hanix de Aquilón Nanar quitará luz, Luego sofocado en la cama sin auditorio.

LXXXVI Por Hernani, Toulouse y Villafranca, Banda infinita por el monte Adrián, Pasa el río, Hutín por puente el escondrijo Bayona entre todos Bichoro gritando.

LXXXVII Muerte conspirada vendrá en pleno efecto, Carga conferida y viaje de muerte
Electa, creada, plenamente por los suyos recibida, Sangre de inocencia ante la fe por remordimiento.

LXXXVIII A Cerdeña un noble Rey llegará, Que sólo tendrá el Reino por tres años, Muchos colores consigo reunirá, El mismo diligenciero habiendo perdido el sueño.

LXXXIX Por no caer en manos de su tío, Que para reinar asesinó a sus hijos, Rogando al pueblo, puso el pie sobre Pelúnculo, Muerto y arrastrado entre caballos bardados.

XC Cuando uno de los cruzados se halla con el sentido turbado En lugar sagrado se verá un buey cornudo Por virgen cerdo su lugar, después, será colmado, Ninguna orden del Rey ya no será cumplida.

XCI Se agitan los campos de las regiones del Ródano Donde los cruzados serán casi unidos, Los dos ejércitos se encontrarán, Y un gran número por el diluvio serán castigados.

XCII Lejos fuera del reino en viaje peligroso Un grande para sí lo ocupará, El Rey tendrá como rehén a uno de los suyos, Y cuando vuelva todo el país saqueará.

XCIII Siete meses y no más durará su prelatura Por su muerte gran cisma hará nacer: Siete meses tendrá otro el sacerdocio, Cerca de Venecia paz unión renacer.

XCIV Ante el lago donde el más caro fue echado De siete meses, y su huésped derrotado Serán los llispanos vencidos por los Albaneses, A causa de traición en el conflicto.

XCV El seductor será puesto en la fosa, Y atado durante cierto tiempo, El clero unido, el jefe con su báculo Picante diestra acogerá a los contentos.

XCVI La Sinagoga estéril sin ningún fruto Será recibida aún entre los infieles De Babilonia la hija del perseguido Mísera y triste le cortará las alas.

XCVII En la desembocadura del Var cambiar el Pempotam, Cerca de la orilla los tres bellos niños recién nacidos, Ruina al pueblo por edad competente Reino en el país cambiar, luego verlo crecido.

XCVIII Sangre de la gente de Iglesia será derramada, Como agua en extraordinaria abundancia
Y por largo tiempo no será restañada Se verá la ruina y el dolor del clero.

XCIX Por el poder de los tres Reyes temporales, A otro lugar será transferida la Santa sede: Donde la substancia del espíritu corpóreo, Será repuesta y y recibida por verdadera sede.

C Por la abundancia de las armas propagadas De arriba abajo, por lo bajo arriba, Demasiada gran fe por juego de vida perdida, Morir de sed por abundante defecto.